RECOMENDACIONES PARA UNA NAVEGACIÓN SEGURA

Las tecnologías digitales y en particular Internet y la Web, son “ventanas al mundo”, en el sentido de que ofrecen oportunidades de conocer la realidad y habilitan diversos modos de comunicación, encuentro y construcción de conocimiento con otros. Esto implica en primer lugar el desafío de acompañar a los chicos y chicas en su experiencia digital para que ésta sea efectivamente una instancia que nutra su desenvolvimiento.

¿Cómo podemos acompañarlos? Hay muchos aspectos que se relacionan con la respuesta a esta pregunta. En esta ocasión queremos comenzar ofreciéndoles a modo de recordatorio general un conjunto de consideraciones en relación a la navegación segura y responsable de las redes:


  • Solicitar a niños y niñas que pidan permiso cuando quieran usar la computadora, el smartphone, la tablet o cualquier otro dispositivo.

  • Evitar que brinden su nombre, apellido, teléfono o dirección en los sitios que visiten.

  • Evitar que se relacionen con extraños cuando se hayan conectado a una red social.

  • Promover el uso de avatares en caso de que necesiten registrarse en un videojuego en línea. Un “avatar” es una imagen(dibujo o símbolo) virtual que se elige para que nos represente en redes u otras instancias virtuales; no tiene por qué ser una fotografía que da información sobre el aspecto físico.

  • Elegir junto con ellas y ellos aquellos videojuegos y sitios web apropiados para su edad para ayudarlos a construir un criterio propio y crítico (qué páginas son interesantes, no tienen contenidos inapropiados, etcétera).


Internet y las redes pueden ser oportunidades para divertirte, para estar con amigos, para contar quién sos y para muchas cosas más.

Pero para que realmente sea así, es importante que tengas algunos cuidados. Porque Internet y las redes son usadas por mucha gente, gente que no conocés y que puede tener intención de dañarte.

Por eso, te pedimos que tengas algunos cuidados cuando estés en las redes:

  • Lo que haces en el ciberespacio es parte de tu vida real ¡aunque no lo parezca! así que nunca compartas tu dirección y teléfono en la red porque cualquier persona puede usar esos datos con malas intenciones.

  • Tratá de no subir fotos tuyas o las de tu familia a internet. Cualquiera puede modificarlas y usarlas con otras intenciones.

  • Asegurate que cuando otros publiquen fotos o videos tuyos, te pidan permiso. Lo mismo vale para cuando vos publiques fotos de tus amigos: pediles su autorización.

  • En tu perfil podés usar “avatares”. Es decir dibujos o símbolos que te identifiquen pero que no den datos sobre cómo sos físicamente. No hay necesidad de usar una FOTOGRAFÍA para identificarte en la red.

  • Cuando vayas a crear contraseñas, que sean difíciles de adivinar. Las contraseñas son personales y no tenés que compartirlas con nadie.

  • Si no sabés quién es el que te está escribiendo, no contestes. Nunca arregles para encontrarte con alguien que no conozcas. Un encuentro virtual puede ser tan real como un encuentro en persona.

  • Ante cualquier duda, cuando veas o sientas agresiones, te sientas incómoda/o o leas/veas cosas que te dan miedo o no te gustan, siempre pedí ayuda a tu mamá, a tu papá o algún adulto en el que confíes.