NOTAS PARA PENSAR LA ESCUELA HOY

Sobre la escuela y la propuesta de enseñanza

Por Ruth Gotthelf y Adriana Fontana


Nos encontramos en una circunstancia histórica que nos ha sorprendido a todos. Como siempre frente a las crisis, la escuela está abierta. Esta vez, tuvimos que aprovechar algunos ensayos que veníamos haciendo y recrearlos para que las y los alumnos tengan propuesta y puedan seguir estudiando.

Una propuesta “cuidada”: medida, organizada, inscripta institucionalmente.

De la única manera posible en este momento: en el entorno digital. Pero no de cualquier modo, no como rejunte de actividades sueltas; la escuela no es un repositorio de recursos. La escuela es un lugar que reúne a docentes y estudiantes en un vínculo pedagógico que habilita la transmisión cultural. Hoy estamos obligados a reinventar formas de lo escolar (¿se precipitó un proceso que era inexorable?). Ahora, lo hacemos sin actuar bajo presión; por el contrario, pisando sobre lo conocido, reconociendo la experiencia histórica y, al mismo tiempo, abriendo preguntas que nos permitan avanzar. Tenemos que hacerlo.

¿Cómo pensamos la escuela, la clase, la enseñanza en esta circunstancia?

En esta nota compartimos con ustedes ideas, reflexiones y principios pedagógicos que subyacen en la construcción de este programa del Ministerio de Educación: Tu escuela en casa.

¿Qué escuela pensamos? En primer lugar, una escuela situada en un contexto, que es parte de un sistema, que tiene un curriculum, una historia y una cultura que permea las fronteras del espacio. Entonces, aún en casa, pensamos:

  • la escuela como lugar en el que se estudia;

  • la escuela pública abierta a todas/os;

  • una escuela en la que se enseña -se aborda un contenido curricular, se diseña un recorrido para abordarlo- para que chicas/os y jóvenes estudien y aprendan;

  • la escuela en la que se estudia con otros: los compañeros de curso, los docentes, las familias;

  • la escuela como lugar en el que se produce el encuentro entre generaciones, en la que se construye lazo social y se aprende a vivir en democracia.

Tu escuela en casa parte de estos principios y, entonces, propone:

  • actividades integradas y/o secuencias didácticas para la educación Inicial y Primaria e itinerarios temáticos para la educación Secundaria. En términos generales, son recorridos posibles que articulan contenidos y aprendizajes curriculares;

  • estos recorridos son escritos por maestras/os y profesores que enseñan en las escuelas de la provincia. Se proponen para un agrupamiento de salas y/o ciclos y podrán ser especificados, complejizados o simplificados con actividades complementarias de acuerdo a la sala, grado o año del grupo de alumnos o estudiantes a cargo. Además, pueden ser enriquecidos, ampliados, relacionados con otros recursos, según cada docente lo considere.

Por eso decimos que son recorridos entre otros posibles.

  • Cada recorrido es el resultado de una construcción realizada en base a un recorte: una selección de contenidos y aprendizajes de la propuesta curricular. De ninguna manera, en este programa, estarán todos los contenidos de los niveles educativos, salas, grados y años de la escolaridad. El programa acompaña la escolaridad, no es la escuela y mucho menos el sistema educativo.

  • Los contenidos y aprendizajes que conforman cada recorrido adquieren progresiva complejidad a medida que se avanza entre en el proceso de estudio y entre ciclos. Por ello, las y los estudiantes tienen la posibilidad de elegir, según su punto de partida, las actividades a resolver. Desde ya, se espera que los docentes puedan sugerir y orientar en este proceso al grupo de estudiantes a su cargo.

  • Tu escuela en casa presupone un equipo docente que planifica la enseñanza. En ese marco, el docente organiza a su grupo de estudiantes (por WhatsApp, en un aula virtual, Mi aula Web, etc.) y retoma los recorridos propuestos para situarlos y re-crearlos en su contexto singular.

  • Tu escuela en casa proyecta ese espacio de un equipo docente organizado en redes. En esta misma sección se publicarán notas que contribuyan a su desarrollo.

  • Tu escuela en casa presupone que algún familiar acompaña el recorrido propuesto. Es decir, lee con los alumnos y estudiantes la propuesta, ayuda a comprender el contenido, a identificar las tareas y brinda los apoyos que se requieran.

Tu escuela en casa acompaña la escolaridad, no la sustituye. Es un programa que ha sido diseñado como un apoyo, un complemento a la tarea docente que, en toda escuela, planifica y encarna el oficio de enseñar.